martes, 17 de octubre de 2017

Defensa de los acusados de lavado de dinero de funcionarios chavistas rechaza pruebas de la fiscalía

Para los abogados de Luis Javier Díaz y Luis Díaz Jr., es inadmisible que la corte acepte el testimonio del experto sobre control de cambio y el libro mayor encontrado en un recinto ajeno a los acusados, las principales evidencias de la fiscalía. En tal sentido solicitan al tribunal la realización de una audiencia Daubert para considerar el asunto.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La defensa de Luis Javier Díaz y Luis Díaz Jr., dos hombres acusados de haber lavado más de 100 millones de dólares a funcionarios del gobierno de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, a través de una empresa que vende materiales de construcción en el estado de la Florida, rechazó la propuesta hecha por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York de presentar en el juicio el testimonio del experto en Regímenes de Control de Cambio, el profesor Daniel Lansberg-Rodríguez.
Los fiscales federales propusieron que Lansberg-Rodríguez explique al jurado cómo funcionan en Venezuela los controles de cambio y los mecanismos que se usan para lograr comprar las divisas que vende el gobierno a un precio menor del que rige en el mercado, lo cual ha creado una enorme corrupción por parte de los funcionarios y sus asociados, y una grave distorsión en la economía venezolana.

Los dos hombres —residentes del estado de la Florida— fueron acusados de cuatro cargos por el gobierno de los Estados Unidos, todos derivados de la operación de un negocio de transferencia de dinero sin licencia a través de su empresa exportadora, Miami Equipment, desde aproximadamente 2010 hasta al menos 2016.

Los cargos de acusación contra los Díaz son los siguientes:

1) Conspiración para operar un negocio de transferencias de dinero sin licencia, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 371;

2) Operación de un negocio de transferencia de dinero sin licencia, en violación del Título 18 del Código de Estados Unidos, Sección 1960;

3) Conspiración de lavado de dinero, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (h); y

4) Lavado internacional de dinero, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (2) (A)

El fiscal neoyorquino, Kim H. Joo, informó a la corte que el profesor Lansberg-Rodríguez podrá identificar en su testimonio frente a la corte a ciertas personas relevantes en el caso de los acusados, entre quienes se incluyen a Fidel Ramírez Carreño (hermano del expresidente de PDVSA y actual embajador ante la ONU, Rafael Ramírez), Enrique Rafael Cid (Ex-asesor del exministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón) y Nervis Villalobos Cárdenas (ex-viceministro de Energía Eléctrica durante el gobierno de Hugo Chávez), como ciudadanos vinculados a funcionarios del gobierno venezolano. Ver más detalles sobre el memorando de la fiscalía de NY en este enlace.

Vale destacar que a raíz de la publicación de los nombres de exfuncionarios del gobierno de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, quienes supuestamente estarían involucrados en este caso de lavado de dinero, según la fiscalía de Nueva York, intentamos comunicarnos con los señalados.

Logramos contactar a una fuente cercana al exviceministro de Energía Eléctrica durante el gobierno de Hugo Chávez, Nervis Villalobos Cárdenas, quien declinó comentar directamente sobre el caso, aunque negó que estuviese implicado o haya formado parte en el pasado en operaciones de presunto lavado de dinero a través de Cadivi.

El exfuncionario indicó que "ejercerá todas las acciones necesarias para demostrar que nunca estuvo relacionado a transacciones supuestamente al margen de la ley".

El expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez y su hermano, han evitado pronunciarse frente a diversas acusaciones de corrupción en las cuales han sido mencionados.

La defensa arremete

La defensa de los Díaz, representada por los abogados José Manuel Quiñones, George J. Vila y  Vincent Joseph Flynn, pidieron al juez que realice una audiencia Daubert para presentar los argumentos de inadmisibilidad del testimonio del testigo experto propuesto por la fiscalía, Daniel Lansberg-Rodríguez.

Una audiencia Daubert es un encuentro llevado a cabo ante el juez, donde la validez y la admisibilidad del testimonio de un experto son cuestionadas por un abogado opositor. Se requiere que el experto demuestre que su metodología y razonamiento son científicamente válidos y pueden aplicarse a los hechos del caso.

El término proviene del caso de la Corte Suprema de Estados Unidos de 1993, Daubert v. Merrell Dow Pharmaceuticals, Inc., en el cual la Corte articuló un nuevo conjunto de criterios para la admisibilidad del testimonio de expertos científicos.

Objetan la evidencia del libro de contabilidad

Los defensores de los dos acusados informaron que sus clientes se oponen a la introducción del libro de contabilidad o libro mayor y su contenido, el cual fue recuperado por los agentes del gobierno durante la ejecución de una orden de registro en un "Restaurante" en Nueva York que participaba en la conspiración. Los defensores argumentan que la ubicación del "Restaurante" está totalmente fuera del dominio o control de los demandados.

En el memorando, la defensa dice que el libro mayor y sus contenidos son irrelevantes e inmateriales con respecto al caso de los acusados, y según ellos, usarlo como prueba directa violaría las Reglas Federales de Evidencia con respecto a la evidencia de rumores.

La defensa dice que los fiscales no pueden presentar el libro mayor por las siguientes razones:

​​(1) Se desconoce quién lo creó;
(2) Su propósito previsto;
(3) La autenticidad de las entradas en el mismo;
(4) La precisión de las entradas en el mismo;
(5) La identidad de cada individuo que hizo cada entrada;
(6) Lo que representa cada entrada en lo que respecta a cualquier transacción en particular y los detalles de la misma, y
​​(7) El conocimiento de la persona a quien cada entrada  se atribuye.

Recuerdan los abogados que las reglas sobre este particular establecen que la prueba para la evidencia relevante debe tener las siguientes características:

(a) tiene alguna tendencia a hacer un hecho más o menos probable de lo que sería sin la evidencia; y (b) el hecho es de importancia para determinar la acción.
Igualmente argumentan que si la corte considerara relevante esa evidencia, la regla 403, prevé la exclusión de evidencia relevante en ciertas situaciones, en particular cuando su valor probatorio es substancialmente superado por el peligro de uno o más de los siguientes elementos: prejuicio injusto, confusión de los asuntos, engaño del jurado, demora indebida, pérdida de tiempo o presentación innecesaria evidencia acumulada.

Por lo tanto, aseguran, si el tribunal considera que el libro de contabilidad es relevante, aun así sería tan perjudicial que confundirá los asuntos, y engañaría al jurado con tal información extraña, que no debe admitirse como evidencia en este caso.

Critican que las entradas en el libro mayor son rumores ya que el Gobierno ofrecerá el libro mayor y sus entradas para probar la causa, y por lo tanto, debe ser excluido de conformidad con la regla federal de evidencia número 802.

La defensa de los Díaz pidió al juez que rechace la moción in limine del gobierno y conceda su solicitud de audiencia "Daubert", basada en el testimonio experto del Profesor Daniel Lansberg- Rodríguez.

En ese sentido, la defensa dice que rechaza la intención del gobierno de presentar evidencia a través de testimonios de expertos sobre los controles monetarios venezolanos, los esquemas comunes utilizados para evadir esos controles monetarios y el daño que he han causado a la economía venezolana y sus ciudadanos cuando se violan dichos controles.

Dicen que si la corte admite que el gobierno presente testimonios periciales sobre controles monetarios venezolanos, los acusados solicitaran que limite dicho testimonio para prohibir que el mismo se relacione con los hechos y circunstancias del caso y con los individuos y entidades supuestamente involucradas.

Rechazan la propuesta del gobierno de que el experto informará al jurado sobre la operación de los esquemas de control monetario, pero no opinará sobre las pruebas en el juicio ni ofrecerá opinión sobre la conducta los acusados y su participaron en la conspiración.

Este Tribunal debería prohibir al Gobierno la presentación de testimonios de expertos sobre el efecto o impacto en la economía y los ciudadanos de Venezuela provocados por una violación de los controles monetarios, argumentan los abogados.

Explican que al evaluar los testimonios y las pruebas de los expertos, "el tribunal de distrito debe considerar los indicios de confiabilidad identificados en la Regla 702, a saber, (1) que el testimonio se base en hechos o datos suficientes; (2) que el testimonio sea el producto de principios y métodos confiables; y (3) que "el testigo haya aplicado los principios y métodos de manera confiable a los hechos del caso".

Entre otros factores, los abogados señalan que el tribunal de distrito debe considerar "si la teoría o la técnica del experto ha sido sometida a revisión y publicación por pares", la "tasa de error conocida o potencial" de la técnica "La existencia y mantenimiento de estándares que controlan la operación de la técnica" y si la técnica ha ganado aceptación general en la comunidad científica relevante.

La defensa expuso en el memorando que "la investigación flexible de Daubert le da a la corte del distrito la discreción necesaria para garantizar que la puerta de la sala del tribunal permanezca cerrada a la ciencia basura mientras admite un testimonio experto confiable que ayudará al juez de hecho".

Para justificar la admisibilidad, sin embargo, es fundamental que el análisis de un experto sea confiable en cada paso, acotan los abogados.


lunes, 16 de octubre de 2017

Juez de NJ se niega a desestimar el caso de corrupción contra senador demócrata Bob Menéndez

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El juez de Distrito de la Corte Federal de Nueva Jersey , William Walls se negó a desestimar el caso por corrupción que pesa sobre el senador demócrata, Bob Menéndez, acusado de haber recibido sobornos por parte de un médico del estado de la Florida, Salomon Melgen por más de siete años.
En una audiencia celebrada este lunes, el magistrado se negó a descartar ninguno de los cargos en contra del legislador, tal como la había solicitado la defensa basada en una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos que restringe la definición de corrupción pública. 

La decisión del juez Walls representa un logro para los fiscales federales, quienes habían advertido que rechazar los cargos obstaculizaría casi todos los casos de soborno en los tribunales de los Estados Unido y abrirían la puerta para la impunidad de los funcionarios públicos.

El juez Walls rechazó los argumentos de la defensa -según los cuales- las acusaciones contra el senador Menéndez no cumplían con la nueva definición de soborno establecida en un fallo de la Corte Suprema de 2016 que revirtió la condena del ex gobernador republicano de Virginia, Bob McDonnell.

De acuerdo a los récords, desde el mes de  julio hasta ahora el fallo a favor de McDonnell condujo a las cortes a desestimar las condenas por sobornos para varios funcionarios públicos. El hecho ha generado dudas sobre la aplicación de la justicia a los funcionarios públicos que reciben coimas para ejercer su influencia a favor de las personas o empresas que pagan el dinero o otorgan los regalos.

Durante la sesión celebrada el pasado miércoles, el juez Wall sugirió la posibilidad de aceptar el pedido de la defensa que establecía el caso del fallo de la corte para salvar al senador Menéndez de ir a juicio.

Hace unos días, el juez en el caso de Menéndez parecía estar inclinándose hacia un fallo a favor del senador. En esa audiencia, los fiscales federales se opusieron a la posibilidad y sostuvieron que tanto el legislador como el co-acusado en este caso, Dr. Salomon Melgen debían ser juzgados por sus delitos.

De acuerdo a la acusación, Menéndez aceptó sobornos que incluyeron viajes gratis en aviones privados de lujo, pagos de hoteles costosos y regalos por parte del médico de la Florida en un período de aproximadamente de 7 años.

A cambio de los sobornos, Menéndez actúo a favor de Melgen, presionó a los funcionarios del gobierno norteamericano para decidir a favor de su amigo en una disputa por sobreprecios y corrupción con el Medicare que de acuerdo a la fiscalía superó los $8.9 millones de dólares.

Adicionalmente, Menéndez benefició a Melgen para que éste recibiera un contrato para proporcionar equipos de inspección portuaria en la República Dominicana. Los dos hombres niegan las acusaciones y dicen que los regalos fueron el resultado de su larga amistad.

El cargo más grave que enfrentan Menéndez y Melgen, fraude de servicios honestos, se castiga con hasta 20 años de prisión.

Durante la audiencia, Walls citó una resolución de la corte de apelaciones federal, emitida después de caso del gobernador McDonnell donde se cuestionó la influencia de los regalos a los funcionarios públicos a cambio de un patrón de acción oficial. Ya los fiscales habían advertido que de aceptar la tesis de la defensa, quedarían sin validez la gran mayoría de acusaciones y enjuiciamientos por delitos de sobornos y le daría un aspecto legal a la impunidad por la corrupción pública.


Conozca las pruebas que incriminan a los empresarios acusados de lavar millones de dólares de funcionarios chavistas en NY

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York acusó a los empresarios, Luis Javier Díaz y Luis Díaz Jr., de implementar un esquema de lavado de dinero a través de una compañía de su propiedad, en beneficio de funcionarios chavistas. A continuación presentamos las evidencias que los incriminan y cómo la defensa pretende hacer que estas pruebas no sean admitidas en el juicio.

Por Maibort Petit

@maibortpetit

El gobierno de los Estados Unidos solicitó a la Corte del Distrito Sur de Nueva York la autorización para presentar las evidencias básicas sobre los crímenes imputados a Luis Díaz Jr. y Luis Javier Díaz, dos empresarios acusados de ejecutar un millonario esquema de lavado de dinero que benefició a funcionarios de los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro y que generó graves daños a la economía de Venezuela.
La petición firmada por el fiscal del Distrito de Nueva York, Joo H. Kim, dice que su despacho presentará en el tribunal una serie de evidencias que prueban la culpabilidad de los acusados en la comisión del delito, incluyendo pruebas del uso y abuso de los regímenes de control de cambio que ha impuesto el gobierno en Venezuela desde hace casi dos décadas.

El gobierno presentó un memorando con la moción in limine relacionada con el caso de Luis Díaz y Luis Javier Díaz, padre e hijo acusados de operar un esquema de lavado de dinero a través de una empresa de venta de materiales de construcción que tiene sede en Miami.

Una moción in limine es un recurso presentado por una parte de una demanda a través del cual se pide al tribunal una orden o fallo que limite o evite que ciertas pruebas sean presentadas por la otra parte en el juicio del caso.

El fiscal neoyorquino pidió que se acepten las evidencias que posee el gobierno, que incluyen a un experto en los diferentes sistemas de control de cambio que se han impuesto en Venezuela. El juicio de los dos acusados se iniciará en la primera semana de noviembre de 2017, según lo establece el calendario procesal de la corte del Distrito Sur de NY.

Kim dijo que introducirán dos formas de evidencia directa en este caso:(1) evidencia de contexto, motivación y los efectos de los crímenes imputados ​​en la acusación y (2) un libro de contabilidad, que fue recuperado durante una orden de registro ejecutada durante el período que se realizó de la conspiración, que incluye el negocio y una de las cuentas bancarias de los acusados.
La acusación contra ​​ Luis Javier Díaz y Luis Díaz Jr., padre e hijo, los imputa de cuatro cargos, todos derivados de la operación de un negocio de transmisión de dinero sin licencia a través de su empresa exportadora, Miami Equipment, desde aproximadamente 2010 hasta al menos 2016.

Los cargos imputados

Los cargos de que se los acusa son, a saber:

1) Conspiración para operar un negocio transmisor de dinero sin licencia, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 371;

2) Operación de un negocio transmisor de dinero sin licencia, en violación del Título 18, Código de Estados Unidos, Sección 1960;

3) Conspiración de lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956;

4) Lavado internacional de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (2) (A).
La declaración jurada dada por el Oficial del Equipo de Tarea, Matthew de la Rosa, expone la conducta criminal de los acusados de manera clara y completa  dando sustento a la denuncia penal en su contra.

Y es que, tal como se deja sentado en la demanda, los acusados son responsables de la operación, no solamente de un negocio monetario carente de licencia, sino de un ente que brindaba atención, especialmente, a individuos y entidades con sede en Venezuela, una nación en la que rige un estricto control de cambio que, con su actuación, los Díaz ​​ayudaron a evadir a sus co-conspiradores.

Las pruebas

La estrategia de la fiscalía se centra en demostrar con la evidencia presentada que el objetivo del negocio de los acusados de transmisión ilegal se dirigía, por lo menos en una parte, a ayudar a los venezolanos a mover libremente los dólares estadounidenses, violando los controles monetarios vigentes en el país y en las leyes relacionadas.

El gobierno recuperó en las oficinas de los acusados, una serie de documentos que evidencian los métodos a través de los cuales se violentaron los controles impuestos por el gobierno de Venezuela para la adquisición de divisas. Para ello, la fiscalía cuenta con correos electrónicos de los acusados ​​intercambiados con sus co-conspiradores venezolanos, los cuales servirán de sustento a los testimonios de testigos y del testigo experto que presentarán, contribuyendo a que el jurado tenga una mejor comprensión de la conducta criminal que se le imputa a los demandados. Igualmente, tal documentación servirá para probar de manera directa, el motivo y la intención del conocimiento que los acusados tenían para cometer los delitos que se les señalan. En tal sentido, el gobierno exige que estas evidencias sean admitidas como prueba en el juicio.

Otro elemento que servirá al gobierno para sustentar su acusación, es la evidencia proveniente de un individuo para quien los acusados ​​movieron dinero, (CC-1), quien dirigía un negocio conocido dentro del expediente como el "Restaurante", ubicado en el área de Nueva York. 

La fiscalía presentará el Libro de contabilidad recuperado en el citado lugar correspondiente al año 2011 que es el período en el cual tuvo lugar la conducta criminal imputada a los acusados. Allí se evidencia una entrada que enumera la compañía de los demandados, Miami Equipment, así como datos de una cuenta bancaria. La fiscalía también  logró recuperar unos 200 mil dólares en efectivo.

En el expediente, el citado Libro Mayor de contabilidad aparece como Prueba Documental C y se describe en la Notificación del Gobierno de conformidad con la Norma Federal de Evidencia 404 (b), de fecha 3 de octubre de 2017.

Los agentes de la DEA se percataron de que CC-1 participaba en una transacción en efectivo, que permitió a la agencia gubernamental recuperar aproximadamente 300 mil dólares en efectivo de parte de este sujeto. Luego de vigilar a CC-1, los agentes de DEA observaron que este hombre viajaba a los bancos en y alrededor de la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey para hacer depósitos. Los registros obtenidos de esos bancos determinaron que CC-1 había estado depositando dinero en más de 50 cuentas bancarias separadas pertenecientes a numerosas empresas, especialmente en el suroeste de los EE. UU. y que estos depósitos se realizaron por montos de 10 mil dólares en cada oportunidad.

La búsqueda en el restaurante en marzo de 2011 por parte de los Agentes DEA, permitió hacerse del citado Libro (Mayor) de contabilidad que contiene nombres y números de cuenta, entre ellos el de "Miami Equipment" con un número de cuenta que termina en 1263, que es consistente con una de las cuentas bancarias de la empresa.

El allanamiento al restaurante también permitió hallar, aparte del dinero en efectivo y el libro (mayor), numerosas hojas de depósito bancario, giros postales, recibos exentos y otros extensos libros de contabilidad financiera con montos en dólares.

Igualmente, el gobierno presentará testimonios limitados de un agente del cumplimiento de la ley involucrado en la recuperación del referido libro contable de CC-1 y cómo fue posible recuperarlo. Para la fiscalía es fundamental que se admita el Libro Mayor como prueba, toda vez que el mismo demuestra la conducta criminal que se aduce en la acusación y porque este comprende el periodo en el que se presentó en la demanda.

Un experto en regímenes de control de cambio

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York presentará el testimonio de un experto en materia de control de cambio venezolano, a saber, Daniel Lansberg-Rodríguez, de quien espera que testifique sobre los términos de que se valen las personas en Venezuela para obtener divisas a través de las agencias gubernamentales. 

Lansberg-Rodríguez es profesor adjunto de Finanzas en la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad Northwestern, casa de estudios en la que dicta materias relacionadas con las condiciones económicas y políticas en América Latina. Lansberg-Rodríguez tiene doble ciudadanía estadounidense y venezolana.

Además del testimonio este experto, el gobierno quiere ofrecer evidencia directa del conocimiento de los acusados de que al mover dinero en nombre de varias personas y entidades venezolanas que participaron en esquema de lavado para evadir los controles monetarios. 

La fiscalía aspira presentar muchos registros de transferencias bancarias que se encontraron en el negocio de los acusados. Tales pruebas documentan las transferencias realizadas por los acusados como parte de la conducta imputada y contienen las palabras "Devolución de Cadivi" escritas a mano en el documento.

Del mismo modo, la fiscalía ofrecerá evidencia de un sinnúmero de casos en los cuales los demandados, a cambio de una tarifa, permitieron a altos funcionarios de la Compañía Venezolana, así como a otros individuos, a evadir los controles establecidos en Venezuela  mediante movimientos de dinero a cuentas bajo su control en los Estados Unidos y Europa sustentados en facturas falsas.

La razón de la demanda

La acusación contra Luis Javier Díaz y Luis Díaz Jr. refiere que estos hombres entre 2010 y 2016, llevaron a cabo a través de la empresa Miami Equipment, la exportación de equipos, especialmente durante el periodos citado, a clientes ubicados en América Central y del Sur, valiéndose también de las cuentas de la citada compañía para llevar a cabo otro negocio ilícito, a saber, la transmisión ilegal y sin licencia de dólares estadounidenses provenientes de varios remitentes establecidos en Venezuela, a individuos y entidades con asiento en los Estados Unidos y en el extranjero.

Por esta acción, los acusados recibieron una tarifa que, por general, era un porcentaje del dinero enviado ilegalmente, lo cual les permitió obtener millones de dólares en ganancias durante la operación. 

Para enmascarar la conducta criminal de estas transacciones, los demandados y quienes les sirvieron de cómplices, emitieron facturas falsas con las cuales pretendían justificar las remesas de los acusados ​​—tan pronto eran recibidas por los beneficiarios en Venezuela— destinadas a terceros en los Estados Unidos y en el extranjero.

El modus operandi

Como se ha referido, en Venezuela desde hace tres lustros rige un férreo control de cambios que los acusados y sus co-conspiradores primarios burlaron a través de remesas de dinero sin licencia llevadas a cabo a través de un consorcio venezolano de compañías constructoras que, en el contexto de la demanda, se identifica como la "Compañía Venezolana". 

Esta "Compañía Venezolana" envió fondos a los demandados junto con un correo electrónico en el que les informaba a los acusados, varios aspectos fundamentales de la operación.

Estos puntos versaban, en primer lugar, sobre la cantidad de dinero que estaban recibiendo; en segundo término, cuánto era la comisión o porcentaje que retenían como tarifa por sus “servicios”, lo cuales generalmente correspondían al 2 por ciento de la transacción; y en tercer lugar, dónde y cómo se debían enviar los fondos restantes a otros destinatarios en los Estados Unidos y en otros lugares.

En ocasiones, los beneficiarios finales de estas transacciones, los destinatarios a quienes se les encomendó a los acusados ​​el envío de parte de los fondos recibidos de la "Compañía Venezolana", resultaron ser funcionarios del gobierno venezolano o empresas fantasmas o de fachada que estaban bajo su control.

La fiscalía sostiene que mediante las pruebas presentadas podrá comprobar que la "Compañía Venezolana" no llevó a cabo negocios importantes con ningún otro país, pese a lo cual poseía una sede en Barbados con el objetivo de facilitar la evasión de los controles monetarios vigentes en Venezuela.

Tanto los acusados como la "Compañía Venezolana" emitieron para cada caso facturas falsas por supuestos servicios de consultoría por parte de los beneficiarios a favor de Miami Equipment, cuando en realidad esta empresa nunca tuvo consultores.

Miami Equipment recibió durante el período señalado en la demanda, más de 100 millones de dólares de parte de la "Compañía Venezolana".  Del mismo modo, los Díaz también se valieron de la citada empresa para transmitir fondos a otras entidades latinoamericanas mediante un mecanismo similar y, por ello, recibía comisiones.  Muchos de estos pagos tenían como destino cuentas ubicadas en el Distrito Sur de Nueva York.

La leyes federales de los Estados Unidos, así como las normas del estado de la Florida, exigen que para la transmisión de dinero, los negocios cuenten con una licencia, un aspecto que los acusados obviaron, por lo cual la situación de los demandados se agrava. No hay registro de tal actividad ni en la Oficina de Regulación Financiera de Florida, como tampoco en el Departamento del Tesoro de los EE.UU.
De este modo, los acusados actuaron como un "banco oculto" carentes de toda supervisión por parte de las autoridades respectivas, lo cual les permitió a ellos y sus clientes co-conspiradores realizar operaciones por millones de dólares a los Estados Unidos. Con esto se violó, entre otras, la Ley de Secreto del Banco y las correspondientes al lavado de dinero básico.

La conducta criminal de los demandados sólo puede comprenderse a la luz de los controles de cambios establecidos por la administración venezolana, con los cuales se busca que los venezolanos puedan llevar a cabo de manera libre transacciones con moneda extranjera, en este caso, dólares estadounidenses. Aunado a esto, la moneda nacional, el bolívar, es altamente inestable y limitada, por lo que estos hechos constituyen la razón para que algunas personas y entidades asuman conductas criminales para violar tales controles.

Los controles impuestos por el gobierno venezolano imponen que para realizar cualquier operación que involucre hacer negocios fuera del país, tales como importación de productos, por ejemplo, las personas, entidades o instituciones deban solicitar a una agencia gubernamental, la cual ha adquirido a lo largo de los años varias denominaciones, una de ellas Cadivi, las divisas necesarias para hacer la transacción. A cambio de estas divisas, Cadivi exige a los beneficiarios, facturas o documentación similar para poder dar la aprobación respectiva. Se prioriza la compra de bienes básicos que requieren los venezolanos.

En razón a la alta demanda de dólares por parte de los venezolanos y al limitado suministro disponible por parte del gobierno, ha surgido un agresivo mercado negro de divisas, cuyas tarifas rigen las transacciones comerciales que se realizan fuera de los parámetros establecidos por el gobierno y que superan por creces la tasa de cambio oficial del Estado.

Convertir dólares en bolívares a través del mercado negro dentro de Venezuela, se ha convertido en una actividad muy apreciada por los venezolanos, como también lo es el mantener dólares fuera del país, por los dividendos que obtienen de ello.

Tal estado de cosas ha ocasionado que surgieran múltiples mecanismos para eludir el control de cambio, siendo la presentación de facturas y documentación falsa o inflada al organismo encargado del suministro de las divisas sobre bienes importados de exportadores extranjeros.

Otra manera de violar los controles es la realización de operaciones en dólares a través de cuentas ubicadas en el exterior.

Todo este panorama ha desnaturalizado la economía venezolana, dando pie a la escasez de bienes y productos necesarios para los nacionales, toda vez que el gobierno informa de una cantidad de dichos bienes que supuestamente han ingresado al país y, en realidad, el público no dispone de ellos.

Por tanto, mientras unos pocos obtienen un beneficio, el mercado negro afecta enormemente a los venezolanos al generar inestabilidad e inflación.

Los argumentos del gobierno

Para que la evidencia sea admisible debe ser relevante, lo cual se traduce en que la misma haga que los hechos sean más o menos probables de lo que resultarían de no existir dicha evidencia. Además, los hechos deben contribuir a determinar la acción que se imputa.

La evidencia también es admisible cuando se ofrece para proporcionar el contexto de ciertos eventos relevantes para la infracción cometida.

Los tribunales poseen amplia libertad para admitir o no las pruebas y sus decisiones solamente serán objeto de revisión cuando se determine abuso de la discrecionalidad del juez.

En tal sentido, para la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, toda las pruebas a que se ha hecho mención en esta reseña, constituye evidencia directa de los delitos imputados a Luis Díaz Jr. y Luis Javier Díaz y, por tanto, debe ser admitida en el juicio.

Advierte el gobierno, que no es su pretensión usar esta evidencia para demostrar ningún tipo de propensión impensable por parte de los acusados ​​a participar en una conducta criminal, lo cual la haría inadmisible de acuerdo a las leyes y la jurisprudencia.

Estima el gobierno, que la evidencia de los controles de cambio venezolanos, así como los esquemas para evadir dichos controles, constituyen un antecedente necesario para la conducta imputada, lo cual es esencial para que el jurado entienda la naturaleza de las pruebas, entre ellas los documentos recuperados en posesión de los acusados ​​y aquellos relacionados con la agencia encarga en Venezuela de la administración de divisas.

Considera la fiscalía que las evidencias de controles monetarios venezolanos, el acceso legal limitado a las divisas por parte de los ciudadanos venezolanos, así como las fluctuaciones monetarias y problemas relacionados que afectan al bolívar, debe ser aceptados como evidencia, por cuanto dibujan las razones que dan pie a las acciones delictivas imputadas.

También el gobierno cree que es sustancialmente importante que se le permita presentar pruebas relacionadas con los métodos comunes utilizados para evadir los controles monetarios en Venezuela, entre ellos los que tienen que ver con esquemas para usar cuentas en el exterior y facturar en exceso o falsamente al organismo administrador de divisas venezolano.

Sostiene que si no se entiende por qué y cómo los venezolanos evaden los controles de cambio, el jurado no podrá comprender la importancia de las facturas falsas generadas a través del esquema, la disposición de los cómplices de los acusados ​​a pagar honorarios moviendo dinero, el uso de cuentas o las referencias a Cadivi. Por lo tanto, no sólo es relevante establecer los antecedentes de la conspiración y contextualizar las acciones de los co-conspiradores, sino que es igualmente relevante establecer los motivos, el conocimiento, la intención y la ausencia de error de los acusados.

El testimonio del experto constituye para la fiscalía una vía para informar al jurado sobre la operación de los esquemas de evasión de los controles.

Si bien el gobierno no pretende insistir en la escasez de recursos ni en las tasas de pobreza en Venezuela, considera que se debería permitir ofrecer evidencia de las consecuencias reales de la conducta de los acusados por cuanto el daño que conlleva el crimen puede no ser tan obvio para un jurado. Esto, sobre todo, si la defensa de los acusados pretende presentar la presunta conducta como un delito puramente reglamentario o "sin víctimas".

La fiscalía cree que el libro mayor y su recuperación evidencian la participación de los acusados ​​en los delitos que se le imputan, los cuales incluyen la conspiración para operar un negocio transmisor de dinero sin licencia y operar un negocio transmisor de dinero sin licencia. Sostiene el gobierno que tanto el libro contable como el efectivo recuperado, documentan los delitos que se le señalan a los Díaz, tal como el uso de la compañía de su propiedad, Miami Equipment y sus cuentas bancarias para enviar dinero ilegalmente en nombre de otros.

Tampoco hay ninguna base para excluir evidencia con respecto al Libro Mayor de conformidad con la Regla 403. Por el contrario, como se expuso anteriormente, el gobierno ofrecerá el libro contable como evidencia directa y altamente probatoria de la participación de los acusados ​​en los delitos imputados.

La fiscalía dejó establecido que se opondrá a cualquier intento de argumento o de interrogatorio que tenga como objetivo convencer al jurado de anular o absolver la base de que la conducta imputada, incluso si está comprobada, no debe ser penal.

Lo que dice la defensa

Por su parte, la defensa de Luis Díaz Jr. Y Luis Javier Díaz asegura que el gobierno con la presentación del testigo experto sobre los controles monetarios venezolanos y los esquemas de evasión de dichos controles, así como el daño a la economía venezolana, en caso de ser admitido debe limitarse a informar sobre cómo operan tales esquemas pero no para calificar la evidencia presentada en el juicio o la conducta de los acusados.

Los acusados se oponen a la presentación del Libro Mayor y su contenido como evidencia por cuanto el lugar donde este fue incautado los demandados carecían absolutamente de control. Creen que no debe admitirse porque se ignora quién lo creó; su propósito; la autenticidad de las entradas del mismo; la exactitud de dichas entradas, así como la identidad de cada individuo que hizo cada entrada; lo que cada entrada representa en lo que respecta a cualquier transacción particular y los detalles de la misma; y el conocimiento de la persona a quien se atribuye cada entrada.

viernes, 13 de octubre de 2017

Venezuela se convierte en centro neurálgico del lavado de dinero

Convertido en un coto cerrado en el cual cada vez es más difícil establecer mecanismos de vigilancia y control, Venezuela se ha transformado en centro para la legitimación de capitales derivados del narcotráfico y otras actividades delictivas.

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Aunque el narcotráfico es, a nivel mundial, una actividad ilícita fuente para que cientos de miles de millones de dólares sean dirigidos a los sistemas bancarios y financieros para obtener apariencia de legalidad, la corrupción no puede perderse vista como semillero para que grandes capitales sucios adquieran apariencia de legalidad y reingresen a la economía contaminando las finanzas mundiales.
Es el caso de Venezuela, país en el que ambas actividades ilícitas —narcotráfico y corrupción— han experimentado tal auge, que se ha convertido en un centro neurálgico del que emanan cantidades exorbitantes de dinero mal habido, rumbo a los sistemas financieros para hacerse de una apariencia legal que le permita circular libremente y engrosar así los bolsillos de narcotraficantes y corruptos que terminan moviéndose alegre e impunemente por el mundo.

La advertencia proviene de Robert Mazur, un ex agente encubierto de Estados Unidos y experto en el tema de lavado de dinero, quien en un reportaje publicado el 25 de septiembre de 2017 en The Edge Malaysia Weekly, alerta sobre los avances que se han hecho en esta materia.

Subraya Mazur que en el caso venezolano, la imposibilidad de los Estados Unidos para aplicar la ley dado los múltiples obstáculos emanados de las hostiles relaciones surgidas entre los gobiernos de ambos países en los últimos dieciocho años, han convertido al país suramericano en un foco atractivo para narcotraficantes y lavadores de dinero.

El experto hace notar que en las vigentes condiciones emanadas de tal carácter de relaciones, las autoridades de EE. UU. nunca tendrán acceso a los registros bancarios que permitan identificar los distintos casos de legitimación de capitales. En pocas palabras, mientras el actual gobierno socialista de Nicolás Maduro, sucesor del de Hugo Chávez, se mantenga en el poder, será imposible enfrentar el flagelo del lavado de dinero en la nación. La política adquiere, pues, preponderancia a la hora de atacar o no el delito.

Y es que para Mazur la voluntad política es un elemento clave a la hora de combatir el flagelo de la legitimación de capitales. En tal sentido, refiere que tanto los entes reguladores como los agentes del sector bancario del mundo entero, hacen notar que las regulaciones en los Estados Unidos se han convertido en una especie de saludo a la bandera.

— Mientras mantengan a los reguladores contentos al tener esas cosas en el lugar que los reguladores perciben como importantes, eso será lo más importante antes que detener el lavado de dinero.

El especialista hace referencia a las estadísticas emanadas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, las cuales dan cuenta de que las ventas de drogas ilegales ascienden a 400.000 millones de dólares anuales. "Cuando se combinan con dinero de otras actividades ilícitas, ya sea de armas, robo de tesorería, evasión de impuestos y fraude de cuello blanco, la cifra suma 1.7 billones de dólares al año buscando el secreto de los gobiernos y los servicios de lavado de dinero".

Robert Mazur denuncia una especie de permisividad derivada de la actitud de los altos funcionarios y agentes con altas responsabilidad, ante quienes los lavadores de dinero actúan de mala manera pese a que sus actividades y mala praxis están bien documentadas por los medios.
— Si nos fijamos en Venezuela, hasta ahora ha habido una docena o más de figuras políticas, fiscales, militares u oficiales de inteligencia que han sido acusados de tráfico de drogas o delitos de lavado de dinero por parte de las autoridades estadounidenses.

Sin embargo, efectivamente contra ellos poco es lo que se ha hecho.

Entretanto, el narcotráfico y el lavado de dinero se desarrollan en diferentes puntos del orbe. Malasia, por ejemplo, es un punto de transbordo para las drogas ilícitas provenientes del triángulo de oro de Asia —conformado por Myanmar, Laos y Tailandia— con destino a Europa. "Eso es porque no existe un mercado lo suficientemente grande para el suministro de drogas que salen del Triángulo de Oro", dice.

Pese a todo lo pernicioso que conlleva el tráfico de drogas. Robert Mazur estima que las drogas no son el mayor peligro para las sociedades pues, a su parecer, la corrupción atenta mayormente contra el mundo.

— Esto es porque la corrupción socava el libre albedrío del pueblo y de los gobiernos legítimos. Si nos fijamos en los cárteles de la droga en Europa, Venezuela se ha convertido en un lugar de trampolín para las drogas destinadas a los países de África Occidental. Así, usted verá muchos países en vías de desarrollo en África Occidental cuyo liderazgo está siendo constantemente tentado con la corrupción por los cárteles.

Nuevas vías para la legitimación de capitales

Robert Mazur asegura que de la aplicación de controles para evitar que se produzca el lavado de dinero, han surgido en el seno de las organizaciones criminales internacionales nuevas vías para lograr el objetivo de lavar las fortunas derivadas del narcotráfico y otras actividades ilícitas.

En afán de convertir en lícito el dinero mal habido es una preocupación permanente de los entes criminales, los cuales mantienen una búsqueda permanente para innovar en la legitimación de capitales. Para ellos es imprescindible inyectar a los sistemas financieros a la mayor brevedad el dinero manchado. Transformar miles de millones de dólares provenientes del narcotráfico y de otras actividades ilícitas en dinero legítimo es una necesidad imperiosa para quienes requieren transferir estos capitales sin el temor de que puedan ser confiscados.

Eso sí, Mazur advierte que no existe una fórmula mágica, un método único para identificar el lavado de dinero, sino una serie de mecanismos que permiten seguir la ruta de los fondos de manera más eficiente.

En el reportaje de The Edge Malaysia Weekly, Robert Mazur da a conocer cuáles son los avances que se han experimentado en esta materia y para ello cita el escándalo surgido en torno al banco 1Malaysia Development Bhd (1MDB), donde las investigaciones han llevado a estimar que más de 1 mil millones de dólares ingresaron a las cuentas bancarias personales del primer ministro de Malasia, Najib Razak, provenientes en su mayor parte del fondo de inversión estatal 1MDB. El político ha negado todas las acusaciones en su contra pero la situación ha dado pie a  una crisis política de gran envergadura en el país asiático. Del mismo modo, el banco 1MDB niega también las irregularidades y se muestra dispuesto a cooperar con las autoridades.

Se trata de un caso que, en consideración de Mazur, guarda muchas similitudes con un escándalo que tuvo lugar en 1991 con el Banco de Crédito y Comercio Internacional (BCCI) de Luxemburgo, una entidad con sucursales en más de 70 países y el cual sirvió para blanquear dinero proveniente de narcotraficantes colombianos.

Para ilustrar esta creencia, Mazur indica que el caso de 1MDB se asemeja con el BCCI en virtud de que en el expediente del banco de Luxemburgo se demuestra que  lavaron fondos robados de la tesorería, lo cual involucró a varios funcionarios afiliados con BCCI, quienes terminaron apoderándose ilegalmente de cientos de millones de dólares. El ex agente estima que muchas de las técnicas que operaron en el BCCI pueden haber sido utilizadas en el 1MDB.

Refiere Mazur que en el del BCCI las personas involucradas crearon un sinnúmero de situaciones e inversiones en torno a activos sobreevaluados. Luego, los beneficiarios de los fondos involucrados en la conspiración, tomaron el dinero excedente y se lo repartieron con los oficiales del banco.

El BCCI emitió préstamos a dos entidades extraterritoriales sustentados en su solvencia financiera, pero en realidad no eran más que corporaciones offshore sin activos. En esta operación se llevaron a cabo movimientos de dinero para beneficiar a los altos oficiales del banco y, de esta manera, lavaron el dinero del tesoro del banco que dirigieron a sus bolsillos.

Otra manera de retirar el dinero fue mediante préstamos ficticios que se redireccionaron a Pakistán para financiar su proyecto de armas nucleares, apunta Mazur.

— Pero era una mina de dinero que el BCCI controlaba, la cual es muy parecida a 1MDB, donde algunas de las personas con control tenían una mala intención y participaron en esquemas para robar activos de sus fondos. Para mí, hay un paralelo entre los dos.

Mazur se desempeñó en el Servicio de Impuestos Internos (IRS), el Servicio de Aduanas que en la actualidad es parte del Departamento de Seguridad y la Agencia de Control de Drogas en los Estados Unidos donde llegó a tener especial figuración en una de las más grandes operaciones encubiertas de todos los tiempos. Este hombre logró infiltrarse durante dos años en el cartel de Medellín que controlaba el capo colombiano Pablo Escobar en la década de los ochenta. Mazur se hizo pasar por un hombre de negocios de New Jersey. También es autor (2009) del libro “The Infiltrator: My Secret Life dentro de los Dirty Banks” (El infiltrado: Mi vida secreta dentro de los bancos sucios)

Reitera que no existe una “bala de plata”, una fórmula que facilite identificar el lavado de dinero. "Hay cientos de técnicas de lavado de dinero. Eso es lo que hace que sea tan difícil de identificar. No tengo una bala de plata para decir que esa es la única manera”.

Poner la mirada en China

Robert Mazur llama a poner los ojos en China, país que se ha vuelto sumamente atractivo para los legitimadores de capitales, pues allí los controles de capital han dado lugar a que los ricos procuren distintas maneras para sacar su dinero de la nación asiática a través del mercado negro.

Subraya que China es en la actualidad una de las más grandes zonas de libre comercio, lo cual la convierte en una meca para el lavado de fondos ilícitos que, a menudo, se configuran en efectivo.

También cita a Macao y Hong Kong como otras zonas atractivas para esta actividad de legitimación de dinero, pues en ellos es sumamente fácil deshacerse del efectivo y son ideales para la realización de transacciones por capas, las cuales permiten transferir dinero de China a través de Hong Kong con facilidad para la compra de bienes.

El experto dice que China es igualmente atractiva para el lavado de dinero, por cuanto allí las compañías farmacéuticas carecen de rigurosos controles, lo que facilita que los precursores químicos que se utilizan para el procesamiento de drogas puedan adquirirse con facilidad.

En opinión de Mazur, China ocupa un puesto peligroso respecto al lavado de dinero en la historia del submundo de la droga, aunque por otro lado se posiciona bien por cuanto los narcóticos no están destinados a ser distribuidos en esa nación asiática, sino en Europa y las Américas.

Por tanto, China sólo es atractiva para los narcotraficantes como un centro de lavado de sus capitales a través de la compra de bienes. También interesa China al mundo criminal por la posibilidad de comprar productos falsos que luego son muy bien vendidos en el mercado latinoamericano obteniendo excelentes ganancias.

Para la policía occidental es sumamente difícil obtener registros bancarios detallados de los clientes dado la complejidad de su sistema legal. "Es un poco más fácil en algunas de las jurisdicciones más tradicionales, como Panamá, con las cuales han desarrollado.

La vigilancia es importante

En el mundo del lavado de dinero existen muchos factores de confluencia, por lo que es fundamental mantener una vigilancia permanente, en virtud de que sus protagonistas innovan constantemente y cuentan con gran cantidad de recursos y experiencia convirtiéndolos en un adversario difícil de hacerle seguimiento.

Por otra parte, al servicio de la legitimación de capitales actúa una gran cantidad de profesionales de todo tipo, como abogados, banqueros, proveedores de servicios financieros, entre otros. Esta industria criminal está dispuesta a pagar muy bien por las mejores mentes que les ayuden a realizar actividades de mucha sofisticación para enmascarar las operaciones de lavado de miles de millones de dólares.

Del mismo modo, Robert Mazur apoya el desarrollo de los sistemas de seguridad cibernética para el control del lavado de dinero, pues sin ellos, sería una "pesadilla" para las instituciones financieras combatir el flagelo.

Mazur reitera que la vigilancia y el control son fundamentales para detectar el lavado de dinero y a sus protagonistas, puesto que es una actividad criminal muy tentadora que cada vez logra atraer a más y más personas que se suman a esta actividad delictiva.

“La vigilancia constante es necesaria... con el fin de tratar de educar al sector financiero sobre la importancia del programa de cumplimiento contra el blanqueo de dinero. Al mismo tiempo, es muy importante que las instituciones financieras tomen una mirada realista respecto a lo que se están haciendo cuando hay un problema de esta naturaleza".

En Asia los bancos han sido receptivos a estos llamados y están implementando programas contra el lavado de dinero y están cumpliendo con los procedimientos. De hecho, se ha establecido que el gasto anual de los bancos en Singapur, Malasia, Indonesia, China y Hong Kong alcanza los 1.500 millones dólares en sistemas de monitoreo de transacciones de lavado de dinero.

Y en Venezuela, ¿qué se está haciendo para enfrentar el delito de legitimación de capitales?


miércoles, 11 de octubre de 2017

Crónica de un venezolano que "despertó" en Corea del Norte

Formado en las filas del partido comunista, este físico venezolano conoció el comunismo por dentro en Corea del Norte, en Cuba y en la mismísima Unión Soviética. Logró salir de los tentáculos de la ideología roja cuando empezó a reflexionar sobre el efecto que ejerce un sistema de esta naturaleza en la sociedad, en el hombre. Una historia fascinante contada por un personaje perspicaz que a continuación comparto con ustedes.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Impresionado y curioso Jesús me dijo que su amigo le había narrado sus experiencias en Corea del Norte. "La gente no demuestra las emociones para evitar ser castigada. ¿Será que nosotros los venezolanos podemos llegar a ese estado de letargo?", se preguntó horrorizado. Conversando sobre el tema, le pedí que quería conocer al enigmático venezolano que había despertado su consciencia crítica durante su visita a la capital norcoreana y que hoy en día era uno de los pocos que ven en Venezuela un futuro optimista y lleno de cambios. Jesús me arregló una conversación —vía Skype— con Heli Arrieta, un físico que habla como politólogo, y quien aprendió a deshilachar la esencia del comunismo hasta presentarlo ante los conversos como la base de una sociedad no deseada.
Arrieta tiene 57 años. Su discurso es elocuente. Con hablar pausado, vocabulario rico y reflexiones que denotan experiencia y conocimiento, nos explicó cómo es posible deshacerse de la manipulación y el control de la ideología roja. Vive en Maracaibo y dice que forma parte del grupo que decidió quedarse en el país. "Soy un enamorado de estas tierras y de su gente y me niego a formar parte de la diáspora", me aclaró una vez que nos conectamos. Empezamos conversando sobre sus años de militancia en el partido comunista de Venezuela y sus andanzas por los países que han sido el icono del modelo socialista fracasado, como la extinta Unión Soviética, Cuba y Corea del Norte.

Un estado omnipresente

La arquitectura de Corea del Norte es imponente. Hace que el ser humano se convierta en solo un agregado. La gente es una semejanza a la idea que el líder supremo Kim Jong Un tiene sobre sus súbditos. Arrieta fue miembro de la juventud comunista. En esos años de militancia se fueron forjando relaciones y compromisos que lo llevaron a participar en uno de los festivales realizados en Pyongyang.
"Sí, obviamente como joven me sentía emocionado cuando formé parte de una delegación que salió de Caracas a Pyongyang. La razón de esas actividades era incrementar nuestra experiencia y conocimientos sobre el comunismo. Participan en esos encuentros gente vinculada la izquierda de varios países del mundo", recuerda con cierto desdén.

Arrieta explica que durante los festivales, los jóvenes asistentes realizaban actividades culturales, deportivas, recreativas y discusiones enmarcadas dentro de la ideología comunista. Eran muchos los venezolanos que se animaban a participar en esas citas internacionales. De hecho, para el XIII festival de la juventud comunista mundial la delegación de Venezuela estaba conformada por unas 50 personas, acota.

Lavado de cerebro

Todas esas actividades eran promotoras, difusoras, de un discurso ideológico. Por aquellos años, Arrieta estudiaba ciencias físicas en la Universidad del Zulia. Aquel encuentro —al que asistieron personas de todas partes del mundo— fue muy interesante desde el punto de vista humano, aseguró.
Era una oportunidad para interrelacionarse con diferentes culturas, “y desde el punto de vista personal fue enriquecedor y me dejó una gran cantidad de reflexiones, sobre todo en ese país con las características que mucha gente conoce y con otras que el mundo desconoce hasta hoy”.

— El hecho de caminar por las calles de Corea del Norte, ver y  apreciar con tus propios ojos lo que mucha gente dice que es —definitivamente— me permitió conectarme con mi yo analítico. Pude reflexionar y entender perfectamente los resultados que produce el sistema.

En la sociedad norcoreana —afirma— nada se hace fuera de la ideología, es un mundo estático, inamovible y la crueldad del sistema se ve en los ojos de la muchedumbre temerosa y celosa hasta de su propia sombra.
La arquitectura de la capital de Corea del Norte es impresionante. Pyongyang muestra a su paso un diseño único con una atmósfera que suele ser difícil de calificar en las primeras impresiones. En el paisaje pareciera que se escapan sonidos típicos de la ciudad, los pequeños detalles y, en especial, la población que es extremadamente diferente, con características propias que no las consigues en otros lugares.
Narra que cuando se camina por las calles de la capital norcoreana se escucha una especie de música mística, triste que causa pesadumbre. “No importa en qué rincón te encuentres, el sonido misterioso te sigue y pareciera que te sumerge en otra dimensión que no es fácil explicar con palabras”.

Una mole de concreto

En Pyongyang no hay combinación de elementos antiguos con modernos o postmodernos, sino que la ciudad la adornan enormes estructuras de concreto que responde a figuras extrañas y estrambóticas. Los colores pastel son los más usados, lo que hacen que a la vista del visitante se conviertan en una especie de factor de cansancio a los ojos. El exceso de concreto se revela ante la costumbre de mirar en otras ciudades construcciones en otros materiales. La vista del Hotel Ryugyong impone un sentido futurístico al paisaje que amenaza con quedarse plasmado en otro siglo.
En Pyongyang nada rompe el molde, porque la arquitectura de la ciudad tiene una sola tendencia y no es posible conseguir en todo el espacio ninguna alternativa que haga sombra a la dominación predeterminada de una arquitectura colosal, hecha a imagen y semejanza del Estado todopoderoso encarnado en el líder supremo.

Lo que más impresiona de Pyongyang es la gente con una opacidad curiosa y denigrante al ser. En Corea del Norte casi no hay gente en las calles, ni tráfico ni actividades callejeras, no hay espacios libres ni sonrisas en la gente, pareciera una ciudad donde el dinamismo está negado.
En Corea del Norte la hambruna mató a miles de ciudadanos

La historia de Corea del Norte surge a raíz de la ocupación japonesa de Corea, que concluyó en 1945 con el fin de la Segunda Guerra Mundial. Para aquel entonces, Corea fue dividida en dos partes: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) controló la parte Norte, y el ejército de los Estados Unidos la parte Sur. En 1948, se establecieron dos gobiernos independientes en el Norte y en el Sur, cada uno reclamando su soberanía sobre la totalidad de Corea.
En 1950 el ejército de Corea del Norte cruzó la frontera (un punto conocido como el paralelo 38) y atacó al Sur. La guerra duró hasta el 27 de julio de 1953, cuando Organización de las Naciones Unidas (ONU), la República Popular China y Corea del Norte firmaron el armisticio de la Guerra de Corea.
Corea del Norte fue dirigida desde 1948 por Kim Il-sung hasta su muerte el 8 de julio de 1994. Después, el 8 de octubre de 1997, su hijo Kim Jong-il fue nombrado Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y en 1998 asumió el poder. A finales de la década de los años 1990, se agudizó la crisis económica del país y se produjo un colapso en el sistema de producción y distribución de alimentos. Numerosos norcoreanos penetraron ilegalmente en China en busca de alimentos.
En la actualidad, Corea del Norte es uno de los países más aislados del mundo, con severas restricciones para la entrada o salida del país. El Estado controla todos los sectores, incluyendo la prensa. La ideología oficial es Juche. El actual dictador, Kim Jong Un, impulsó un programa nuclear que ha generado controversias en varios países, en especial los Estados Unidos y la Unión Europea.
El régimen norcoreano es considerado uno de lo más crueles y cerrados en la actualidad.

Una sociedad cerrada y sin emociones

Arrieta fue testigo de los acontecimientos que vivió la Unión Soviética con la llegada de Mikhail Gorbachev al poder y los movimientos reformistas de la Perestroika y las políticas de apertura conocidas como Glasnost, lo que derivó la caída de la URSS a los pocos años.
Arrieta recordó que las actividades de la Juventud Comunista mundial perdieron el financiamiento luego de la desaparición de la URSS. Cuando llegó al poder Hugo Chávez se reanudaron los encuentros en Caracas pero nunca alcanzó la majestuosidad de aquellos ocurridos en la era soviética, acota.

Arrieta comenta que Corea del Norte —definitivamente— es un país diferente donde se puede apreciar a simple vista la agonía de una sociedad que está a punto de sucumbir en un eterno letargo. La gente no vive sino que “funciona” como una mínima pieza de un enorme monstruo que niega a sus componentes el derecho hasta de respirar y conectarse con sus sentidos y con sus pensamientos.
— Cuando llegué a Corea del Norte encontré un mundo diferente, un país que te impacta, regido por un orden matemático en la manera de cómo manejarse y cómo comportarse. Se podría decir que allí se maneja hasta qué es lo que deben pensar los ciudadanos.

En Corea del Norte el individuo es totalmente anónimo, pensar es casi prohibido, nadie puede hacerlo con libertad, dice Arrieta. "Allá el mundo está regido por la propaganda y cualquier cosa que se salga de allí, fuera de la línea del Estado, es eliminado de inmediato. Los individuos son anónimos, no hay disidencia, ni pensamiento crítico, ni nada de eso. Allá existe la dirección del partido Democrático de la República de Corea del Norte y el hombre va y viene sometido a lo que el partido y el gran líder quieren mostrar".
En los tiempos que hay encuentros internacionales de deportes o culturales en cada evento aparece un montón de gente que aplaude entusiasta, pero no es porque ellos quieran estar allí sino que son llevados y la coreografía indica que deben aplaudir así de manera entusiasta, como si estuvieran alegres de estar allí, explica este ex-comunista.

— En cualquier lugar de Pyongyang que tú te pares y mires a un ángulo de 60 o 70 grados vas a ver una pancarta, una fotografía o una estatua del gran líder Kim Jong-un. No hay un lugar en tu vida que no esté marcado por la pauta del partido, por el discurso del estado, incluso la arquitectura misma es una arquitectura donde el individuo como tal desaparece. La ciudad es monumental, fastuosa, cualquier edificio en el que te pares al frente es enorme, donde tú como individuo quedas reducido ante la omnipresencia del Estado.
En sus días en Corea del Norte fue siempre atendido por miembros del partido, que servían de guía permanente o de traductores. Recuerda que una noche, estaba junto a un amigo buscando un lugar donde habían quedado de reunirse y observó algo que lo despertó. "Nos perdimos y no conseguíamos el sitio. La arquitectura, el diseño de la ciudad, su urbanismo responde a criterios de control. Esa ciudad no crece como ocurre con cualquier otra ciudad del mundo. No. Cuando andas por el mundo libre—aunque no me gusta usar ese término— puedes observar cómo las ciudades van creciendo con el tiempo, se mueven, son dinámicas. En Pyongyang no ocurre lo mismo, allá todo lo que está hecho, hecho está y todo está controlado, inclusive hasta cómo se hacen las casas. En aquella noche, por estar perdidos caímos en una especie de gran complejo de edificios y observamos que la actitud del individuo era de celo y de temor enorme. Nos veían con unos ojos que mi amigo y yo no fuimos capaces de caminar más de 5 metros, horrorizados, comenzamos a retroceder. No puedo decirte qué impresión le causamos nosotros a ellos, pero lo que sí puedo asegurar es nuestra impresión de que ellos estaban viendo unos individuos que les causaban celos, temor a tal punto que nosotros los percibimos como agresivos.

Arrieta señala que cualquier cosa que los ciudadanos de Corea del Norte vean que no esté dentro de la pauta del partido, lo ven con temor. Allá el control es absoluto, es el modelo más perfecto de dictadura, a tal extremo que si el estado descubre en algún momento de tu vida que tu bisabuelo hizo una crítica o no fue consecuente con la línea del partido, tú vas preso hoy, aunque seas el bisnieto.

El ciudadano paga por el pecado político que sus ancestros hayan podido cometer, por lo que se impone un cuidado extremo y un temor permanente. Hay un límite que impone la formalidad diplomática del trato, pero de allí para allá la duda es enorme. Para ellos pasar fuera de la periferia marcada por el Estado, significa llegar a un mundo desconocido, lleno de miedos de temores y un desconcierto por no saber de dónde vienes, lo cual es natural en una sociedad que vive bajo esa opresión.

En Corea del Norte la percepción de la realidad queda sustituida por la imposición de la descripción que hace el Estado de lo que tú debes ver, pensar y actuar.
— La gente vive en procesos diferentes al nuestro. Tú lo observas cuando conversas con ellos. Es un mundo construido literalmente a un cartabón con el cual cualquier cineasta quedaría asombrado, y donde la expresión de la espontaneidad, de la organización, de lo que podríamos llamar aquellos procesos que surgen naturalmente en una sociedad, allí no se dan. Es decir, si nos atenemos al hecho de que el hombre actúa por una emoción que lo mueve a expresarse, en Corea del Norte las emociones literalmente están prohibidas.

Y es que, como cuenta, en Corea del Norte las emociones que no estén destinadas a rendir culto al gran líder, quedan por fuera, son prohibidas y por tanto están penalizadas. De allí que haya tantas historias de gente —inclusive generales del ejército— que han sido encontrados bebiendo el día que murió Kim Jong-il y lo asesinaron con un bombardeo en su propia casa, o uno de tantos que fue acribillado por haberse quedado dormido en durante un discurso del líder.

Arrieta explica que cuando murió Kim Jong-il se tenía que llorar obligado. Era muy fácil apreciar por las cámaras de televisión a la muchedumbre llorando casi igual y al unísono. Aquellos que no lo hicieron, no comían y muchos fueron asesinados. Los ciudadanos que fueron capaces de llorar más fuerte y que fueron avistados por los funcionarios del régimen, quedaban mejor parados frente a la estructura del Estado.

Relaciones interpersonales peligrosas

Corea del Norte es una sociedad con relaciones interpersonales muy peligrosas. Las relaciones están limitadas al celo, porque en cualquier relación interpersonal, una conversación puede dar pie a que surja cualquier tipo de opinión, y esa opinión podría ser una razón para condenar al que la emite. Por ello la gente es extremadamente parca, cauta incluso cuando hablan con el vecino, y hasta con el esposo, esposa o familia, incluyendo a los hijos, la gente oculta sus emociones.
Las historias de la Alemania Nazi pueden mostrar la realidad de los individuos que viven sometidos a un régimen de este tipo, recuerda.

Según Arrieta, la sociedad de Corea del Norte es distópica. El control del individuo, el control de las relaciones sociales, hace que sea esta una sociedad no deseable. “Cuando se aprecia la perfección de un sistema cruel como éste, te pones a reflexionar y obviamente despiertas, porque tú no quieres vivir en una sociedad como esa”.

— Cuando regresé de Corea del Norte a Venezuela entendí que me había traído una cantidad de impresiones, de materiales que solo podían digerirse con el tiempo y te lleva a una madurez. Es entonces cuando te ves viviendo en una Venezuela que empieza a transitar un camino del que tu vienes, y llegado un cierto tiempo te das cuenta que no puedes resistir y es cuando rompes, te dices, esto no va para ningún lado, aquí hay demasiado cuento falso, demasiada alienación, mucha manipulación y el peso de una ideología, que si no te liberas de esa ideología te puede producir una inmensa castración interior.
“Afortunadamente yo no llegué hasta allá. Logré revertirme. No hubo ningún compromiso que me limitara en mis pretensiones personales, nunca asumí ningún cargo en el gobierno, nunca comprometí cosas más allá de mi persona, yo asumí mi militancia e hice posturas claras en contra de la derecha y del bipartidismo adeco-copeyano. Expuse mis ideas hasta terminar detenido por unos días”.

Llega un momento en el que no puedes mantener tu discurso, admite Arrieta.

— La siembra de la ideología, en mi caso, tuvo un efecto contrario al que ellos esperaban. Cuando te sales de los parámetros de los viajes, y de que te tratan bien, que la gente es educada y que hay orden, pero cuando vas un poco más allá y entiende los resultados de la ideología en una sociedad es cuando entiendes que la cosa no conduce a nada bueno.

— ¿Cómo despertaste de ese letargo?

— Por muy “ideologizado” que estés, hay muchas cuestiones que saltan a la vista y que te quedan adentro, y te hacen cuestionarte y hacerte preguntas, empiezas a indagar hasta que se logra correr la cortinilla... entonces surge la verdad, una nueva mirada reflexiva, cuestionadora que te da pie, incluso, a reflexionar en retrospectiva. En mi caso personal eso fue un inicio que derivó con el tiempo en un alejamiento ideológico importante con la juventud del partido comunista.

Una única versión de los hechos

Arrieta comentó que estuvo en Cuba cuando se produjo captura del general Ochoa. "Me encontraba en un hotel, prendí el radio y escucho que el gobierno había capturado a Ochoa, y escuché toda la parafernalia que surge en ese momento y el impacto en la sociedad cubana, porque era un general muy respetado y muy querido por el pueblo cubano, con una profunda ascensión social en la sociedad cubana".
Refiere cómo le llamó la atención el hecho de que el parte que se dijo por televisión a las 8 de la mañana, era el mismo que se decía a las 12 y así, durante todo el día, como si no hubiese otro periodista que dijera algo diferente. “Obviamente para un venezolano que estaba acostumbrado a escuchar una diversidad de noticias, de diferentes ángulos y muchas miradas, allá en Cuba te conseguías con una única versión de los hechos, un discurso único y un pensamiento único. Eso significó un enorme material de reflexión y allí está la génesis de un problema profundo que ha pasado en Latinoamérica y que está tocando a Venezuela”.
Luego de la URSS, el devenir de una sociedad

La misma experiencia la tuvo en la entonces Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS). "Cuando pasé por allá tuve la misma impresión de familias, de venezolanos que vivían allí antes que llegara Gorbachov al poder, y manifestaban sus preocupaciones y preguntas de cómo iba a devenir esa sociedad".

— Me llamó mucho la atención una calle que hay en Moscú, capital de la extinta Unión Soviética, llamada “Arbat”, donde cada metro me conseguía a una persona montada en una caja dando un discurso, diciendo cómo debería ser el país. Había una gama de opiniones, unos hablaban mal de Stalin, otros hablaban bien. Era toda una explosión de una necesidad colectiva de hablar, era febril, y respondía a los años de dura crítica, de represión, de negación a la libertad de expresión.
En Venezuela reina la insensatez

— Nunca me imaginé que en Venezuela se podía copiar el modelo y la insensatez, si bien es cierto que se puede conservar el ideal justo, equilibrado y armónico, que reduzca ciertos problemas de injusticia, de pobreza... pero definitivamente lo que ocurrió en Venezuela todavía no se ha procesado del todo, creo que aun la dirigencia política opositora no se ha pronunciado del todo, nunca pensé que la insensatez pudiese llegar a tales extremos de permitir llegar a lo que estamos viviendo hoy. No lo pensé.
“Lo que ocurre ahora es una situación inédita que va mucho más allá de, inclusive, afirmar que en Venezuela impera un discurso socialista, revolucionario que encamine a un futuro mejor. No. Lo que ocurre en Venezuela rebasó y está fuera de eso. Aparte que hace muchos años me había dado cuenta que es inútil dividir taxativamente el mundo político entre izquierdas y derechas, ese discurso es ya infuncional. Con el tiempo he estudiado un poco de política y entendí con el estudio de ciertos autores que ese discurso es una representación con intereses”.
Arrieta es físico y a pesar de tener un discurso labrado en libros de política, explica que cuando se estudia física la mente está educada a reflexionar para poderse plantear preguntas e indagar en aquello que se tiene al frente y que podemos llamar realidad. Ese mundo ideal, romántico, no resiste mucho. “El comunismo, este tipo de sistema que pervierte la sociedad, no resiste mucho una indagación completa y concreta, sobre todo si te ocupas de estudiar un poco la economía en serio, y empiezas a entenderla... y es cuando ese mundo romántico se va desmoronando lentamente. Si no hay una economía real, que funcione que satisfaga las necesidades colectivas, simplemente esa sociedad no existe. Lo que se crea, es un parapeto sostenido con la represión, con la propaganda, con el discurso a costa de la vida de la gente”.

La moral revolucionaria no existe

— Cuando me puse a evaluar el asunto de la economía descubre que no hay una economía socialista como tal, sino un gran capitalismo de Estado, es decir, una versión capitalista más perversa de la que se está denunciando. Ese mundo ético que puede sostener tu romanticismo se cae al ver la realidad que es altamente perversa y carente de ética. La moral revolucionaria es la antípoda de una ética humana.

— ¿Qué le dirías a los chavistas que se rasgan las vestiduras por un régimen que se sólo les ha causado hambre y miseria?

— A mí no me gusta usar el término chavista. Prefiero que Chávez descanse en paz y que  pase a la historia con mucho reposo y dejar que sea la historia la que lo ubique apropiadamente. Pero ese individuo simpatizante con el proceso, que vive rumiando todo el discurso, afortunadamente cada día es una minoría.  A ese grupo no hay cosa que puedas decirle que lo cambie, porque la emocionalidad donde están sumergidos, las emociones que los mueven y que se alimenta con toda esta confusión y con una enorme dosis de resentimiento (esto lo digo con mucho dolor), de ingenuidad, de manipulación del Estado, hace que no puedan escuchar porque los espacios reflexivos lamentablemente en algunos de ellos están casi castrados.

“La ideología, tal como se vende y se manipula, castra la mente. Esa es una de las cosas que yo he percibido fuertemente cercanamente, tanto en Corea del Norte, como en Cuba o URSS. La manipulación ideológica te cercena la capacidad de reflexión y llega un momento que el punto es tal que hay un daño antropológico, un daño en el hombre, en el ser humano.

— ¿Tú crees que Venezuela pueda llegar a ser como la sociedad norcoreana?

— Hasta dónde se puede llevar una sociedad no tenemos imaginación. El hombre puede ser llevado a niveles viles, abyectos a formas de vivir. Es lamentable el hecho de reproducir una copia de Corea del Norte. Podemos llegar a tener una sociedad en Venezuela altamente no deseable. No es que la sociedad de Venezuela pueda llegar a ser igual a la norcoreana o a la soviética en su tiempo, pero sí una sociedad igual en lo no deseable.

— Dame tu opinión sobre Hugo Chávez

— Hugo Chávez llegó al poder porque hubo una gran cantidad de personas responsables de llevarlo al poder y dentro de esos responsables estoy yo, porque voté por él. Tú estás frente a uno de los responsables de haber llevado a ese hombre al poder y lo digo con toda convicción: Lo hice por una gran confusión, lo hice porque estaba confundido, no porque me sentía identificado con él. Asumo mi responsabilidad. Yo era militante de un partido y la decisión del partido fue apoyarlo y, obviamente, Chávez logra entrar no por una vía intelectual en el "ser" del pueblo. Él llega por una vía únicamente emocional y obviamente cuando se va a ese nivel la cosa se hace complicada.

“Mi percepción de Chávez es que fue un hombre que quizás tuvo muchas ganas de hacer algunas cosas, pero con profundas debilidades intelectuales. Un hombre que poseía una inteligencia social y comunicativa, una capacidad de interactuar con las masas, sin lugar a dudas, proverbial, pero por otro lado, con profundas carencias que lo llevaron a tomar un camino que se lo devoró. Sin darse cuenta Chávez queda sumergido del también hoy difunto Fidel que, por supuesto, no iba a traer nada bueno. Chávez mete a Venezuela en un conflicto que no era nuestro, no había necesidad de tomar este camino, sus asesores eran más astutos que él y vieron que era un individuo que permitía establecer un estado de corrupción en Venezuela. La gente que lo rodeó y se dio cuenta del desvarío discursivo de Chávez lo fueron dejando y eso hizo que Chávez se fuera encerrando en un círculo de asesores y de gente de confianza sumamente nefasto, que es esa secta que hoy tiene secuestrado al país. Un grupúsculo mitómano, que ha dado golpes de Estado, que usufructúa la imagen de Chávez que se intentó mitificar, pero no se logró”.

A su parecer, Chávez pecó por su ingenuidad o falta de formación, así como por sus deseos incontrolables, puesto que era un hombre que se vio de un día para otro con una caja chica enorme producto de la renta petrolera, que podía pasearse por el mundo y gastar millones de millones de dólares en unos 10 años “y ahora no hay ni siquiera papel para ir al baño”.

A juicio de Arrieta, Chávez fue un hombre que se traicionó a sí mismo, vivió y murió víctima de esa traición a sí mismo y a los que lo rodeaban. Por supuesto, el final de Chávez también será insumo para la historia, reflexiona al tiempo que comenta que la vida de Chávez fue una implosión de emociones en un momento dado. “El 4 de febrero de 1992 cautivó muchos intereses, porque no queríamos el paquete hambreador de CAP. La mayoría decidió sacarle el cuerpo al paquete de reformas económicas, no fuimos reflexivos allí, cometimos un gran error, el 4 de febrero fue una estupidez a mi modo de ver, un error histórico garrafal que llevó a la sociedad a cambiar un paquete de medidas económicas neoliberales por éste otro paquete que ni siquiera se puede llamar hambreador, porque va mucho más allá de eso”.

Estima que, afortunadamente, fracasó el plan de construir una religiosidad, una mistificación de la figura del caudillo, la intención de crear un apóstol nuevo en América Latina con Hugo Chávez. “Lo que ellos esperaban que ocurriera no ocurrió, por supuesto, el mito no se pudo construir. No se logró deificar, santificar, construir el apostolado que se quería construir sobre Chávez y, hoy en día, tienes un 75 por ciento de la población que quiere pasar urgentemente la página de ese momento histórico”.

Lamentablemente para esa mayoría, las armas y el dinero todavía están en manos de la secta mitómana que está gobernando al país, advierte.

— ¿Qué hay de común entre Corea del Norte, URSS, Cuba y Venezuela?

— Lo común, sin duda alguna, es la parálisis de la sociedad y de la economía. Conseguir cualquier cosa es una odisea. Pero también hay ciertas diferencias. Cuando estuve en la URSS llegó la perestroika y glásnost y la gente lo asumió febrilmente y buena parte de la sociedad dijo: necesitamos opinar y esta es la oportunidad de hacerlo para tener una sociedad diferente y eso nunca se murió en la URSS, especialmente los países que estaban asociados a la Unión en Asia central, marcados históricamente por el islam, como Georgia, Azerbaiyán y otros, que empezaron tener posturas muy fuertes frente a ese proceso y contra el estado soviético. Los años de represión son inolvidables. Lo mismo ocurrió en los países Bálticos, por eso se produjo la ruptura, primeramente con la unión de estados independientes que no duró mucho tiempo, porque la presencia rusa era una presencia imperial en la URSS y eso generó muchos conflictos.

En el caso de Venezuela —apunta Helí Arrieta— si bien es cierto que tiene un control aparente muy bien montado, la sociedad está activa aún y mientras haya la posibilidad de la consulta electoral real, siempre van a estar en jaque. “No es cierto que ellos son ocho millones, ese fraude de la constituyente no pasó ni de tres millones de votos, eso lo saben ellos y obviamente lo sabemos nosotros. Allá en Corea del Norte nunca van a hacer una consulta popular y aunque la hagan es tal el proceso de alienación, que el individuo como tal está tan disminuido que ellos votarían por lo que diga el partido, salvo excepciones”.

En Cuba el proceso es diferente. En el substrato de la sociedad cubana hay un profundo deseo de superar esa condición y eso se va a ver en los jóvenes. “El sector más críticos a la dictadura cubana es la juventud, porque les están vendiendo un país que no existe, pasan 5, 10 y 20 años y todo sigue igualito”.

La gente que nació y fue educada en revolución es la más crítica al proceso, un hecho que lleva a Arrieta a estimar que cualquier mínima apertura que se produzca o ya exista en Cuba, va a permitir dar un giro significativo a esa sociedad. “No creo que eso vaya a ocurrir en Corea del Norte, donde el control del estado es completamente absoluto”.

Entonces se refiere al caso de Venezuela, donde en el pequeño porcentaje que sigue apoyando el proceso, existe una gran dosis de resentimiento en razón de haberse sentido excluida de los beneficios que brindaba la renta petrolera y del país que se desarrolló antes de 1989. “En esa minoría la capacidad de reflexionar sobre el fracaso del modelo socialista es muy difícil, porque no hay nada más delicado que combinar el resentimiento con el saber que fracasaste”.

— Hay gente que por muchos años ambicionó el poder criticando a los gobernantes, con o sin razón, diciendo lo que se debía hacer y lo que no, y cuando llegas al poder repites los mismos errores pero dimensionados. Buena parte de la cúpula del PSUV es de esa gente y aunque repartan la bolsita de comida, mantienen un círculo de compra y, por supuesto, manipulan y maniobran con mucha habilidad la esperanza y la necesidad del pueblo.

Cree que gran parte de esa manipulación se ve reducida por las características de la crisis que vive Venezuela y por la falta de petrodólares. La crisis es tal, subraya, que se les hace difícil manipular. “En sociedades como las nuestras siempre va a existir la tendencia de poner en manos de otros la guía de nuestro destino”.

Arrieta considera como un hecho lamentable el que en Venezuela siempre se haya buscado un Mesías que ponga al país en el camino correcto, la cual debe girar en torno a la tesis de que es necesario que le devuelva, lo que estiman que les quitaron. “Es creer que somos ricos y que otros se robaron mi plata y por eso soy pobre. Todo ese cóctel dentro de la aparentemente lógica del discurso socialista, socialista entre comillas, porque el discurso de corte marxista que nos inunda por la vía cubana, tiene una lógica aparente, porque tiene unas contradicciones internas tan grandes que no soporta un mínimo análisis. Siempre vas a tener seguidores ciegos, capaces de no despertar, la historia nos muestra casos de suicidios colectivos por creer en un mesías, lo que nos lleva afirmar que ninguna sociedad está exenta de ello. Siempre vamos a conseguir individuos que repiten lo que salió de la boca de Chávez o del presidente actual, igual que en Rusia y otros países de la ex URSS, donde te consigues personas que quieren repetir el pasado soviético, con todo lo que eso significó, pues hay gente que todavía ama a Stalin y en China hay gente que ama a Mao”. 

— En Corea del Norte, el abuelo del actual líder, Kim Il-sung, es considerado una deidad, a tal punto que muchos norcoreanos creen que es inmortal, que ese líder nunca murió y estarían dispuestos a dar la vida por cualquier llamado que haga ese líder supremo. Por eso te decía que se hacen daños antropológicos en la psiquis del individuo, en su yo interno, y llega un momento que su capacidad de percepción queda castrada y no es capaz de ver lo real, sino no impuesto. Ejemplos de ello los hay muchos en la historia, cómo crees que el pueblo alemán abrazó con tal fervor el nazismo, llegando a cometer los horrores que se cometieron en la Alemania nazi por un discurso, por seguir a un líder... En Venezuela casi llegamos a eso, pero ocurrieron dos cosas que no estaban en sus planes: la muerte de Chávez y la baja de los precios petroleros.

“La caída del maquillaje del mamotreto llamado Socialismo del siglo XXI ocurrió cuando no había plata para seguirlo pagando. Si no se genera una economía productiva es imposible sostener el sistema. El socialismo nunca pudo tener un modelo de economía alternativa al capitalismo”.

Un venezolano diferente está naciendo

Helí Arrieta se define como un venezolano común y corriente, enamorado de su tierra y de su gente, “soy docente, ciudadano de a pie, he cuestionado mi cultura y me ha interesado conocer la cultura criolla, la latinoamericana, que tiene tantas singularidades y, en esa búsqueda, he logrado conseguir unas respuestas que de alguna forma han aflorado en esta conversación que hemos tenido”.

— Soy amante de la lectura, del cine y abierto a las opiniones, aunque no me gusten. Cuando no me gustan las opiniones les pongo más atención, porque creo que hay algo allí que debo saber, eso ocurrió con mi formación política, cuando supe que había algo que no me gustaba, en lo que me criticaban, me di cuenta de que había una brecha para comprender lo que ocurría y empecé hacer el desmontaje de la confusión.

“Soy un ciudadano preocupado por lo que está pasando. No he querido embarcarme en lo que he denominado la fashion de la diáspora, que incluye a gente que no quiere estar aquí, huir porque no quiere asumir la responsabilidad de lo que fueron mis acciones. Mucha gente de la que sale voto por el gobierno, fue parte de ese gobierno y lo defendían a capa y espada. Los que nos quedamos, los que insistimos en quedarnos, vemos el futuro prudentemente optimista, porque los hechos confirman que este es un proceso insostenible.

Admite el temor que lo embarga es que para sostener el sistema, el pueblo cada día sea reducido en sus expresiones y en su hacer como sociedad generando una situación en la que, en la medida que el pueblo puje por democracia, el régimen presionará aún más para reducir la democracia. “Estoy convencido de que el hambre por la libertad y la democracia de la gente va a lograr que esto se desmorone y eso puede llevar muchos años o pocos años”.

— Sería irresponsable ponerle una fecha a la caída, lo que sí es un hecho, es que cada día la calidad de vida, los servicios públicos se reducen cada vez más, la sociedad se empobrece y surgen dos clases, una que tiene acceso al dinero, producto de un estado que se ha conformado, y la mayor parte de la sociedad, que vive en la periferia, fuera de esa dinámica de la gente poderosa que genera más y mayor pobreza. Aun con este panorama soy optimista y sirvan mis palabras porque el caso de Venezuela requiere de una profunda mirada internacional, se requiere una fuerte presión de la comunidad internacional, porque sin ella es difícil.
Manifiesta que el venezolano dentro de una convicción de paz ha agotado todos los procesos y por eso el gobierno da un golpe de estado, secuestra la constitución, la manipula, “porque sabe que dentro del marco constitucional y democrático no tiene vida. Por eso pedimos al mundo una fuerte acción dentro de los marcos legales, pero que tomen a Venezuela y no la olviden, porque aquí lo que está ocurriendo es de una gravedad histórica, yo diría que es inédita. Ante este hecho no puede haber ojos ciegos ni oídos sordos”.

— Hay un nacer de un venezolano diferente que desea construir una sociedad diferente de la que existe desde 1989 hasta ahora.

Expresa su profunda convicción de cambio en los venezolanos y refiere que en el país no hay un sistema político tradicional que entre dentro de los cánones de la ortodoxia, sino de un modelo que requiere nuevas actitudes críticas y nuevos elementos porque, de lo contrario, se fracasa. “Lo que se cocina aquí en Venezuela en el poder es inimaginable. No hay que tener temor de decirlo y de ponerlo como un elemento de primer orden en la ecuación o en la fórmula que describe lo que está ocurriendo en el país”.
Nos despedimos con la promesa de juntarnos cuando se produzca un cambio para tomar cervezas bajo el calor zuliano. “En Venezuela el régimen no vislumbra ninguna posibilidad de salida, muy distante a nosotros los ciudadanos”.

— ¿Volverías a Corea del Norte?

— Sí me quedarían ganas sería por pura curiosidad. Lo he pensado, pero por supuesto dudo que ahora pueda regresar... En el fondo, no creo, porque no tendría mucho que ver o que buscar allá.